Realmente sabemos que es el Reto Blogger? Sabemos dónde puede llevarnos?  Dominamos nosotros al Reto? O por el contrario nos domina él? Estamos metidos en una espiral de desenfreno de la que no podemos salir? Es el árbitro una buena persona? Nos controla él?

Estamos en un momento muy importante en el desarrollo del Reto, tras tres ediciones en las que ha habido algunos cambios, en las que hemos mejorado o empeorado ha llegado el momento de hacerlo grande de verdad. Esta semana muchos de los integrantes del Reto daremos ideas sobre el nuevo Reto: “escribir los post en negrita”.

Todo esto puede que no sirva para nada si sigue existiendo la figura dictatorial y poco útil del árbitro (uno de los peores inventos de la historia). Persona que dicta normas e impone sanciones a su libre albedrio. Y ha dejado de instruirnos con sus videos, debería estar a publicar un video semanal.

Obviamente su figura tiene que dar un cambio. Las normas deben de crearse de modo democrático por los actuales miembros del Reto Blogger y sentaran unos estatutos sobre los que en el futuro podrá hacerse alguna modificación siempre que haya unanimidad total, desde el principio de la edición, nunca a mitad Reto.

Buenas ideas estoy seguro que podemos aportar los actuales miembros del Reto, creo que somos gente preparada y con imaginación que juntos podemos darle mucho cuerpo al estatuto por el que regir el Reto. Y hacer que cumpla la mayoría de edad. Que tenga su propio dominio como ya dijo un miembro y publicar todos los post en el blog del Reto además de hacerlo en los propios cada uno.

Lo más importante es estar convencidos de lo que queremos hacer, estar convencidos que queremos ser miembros del Reto, que queremos participar y acatar todas las normas sin dilación. Que queremos hacer crecer este proyecto que salió de la nada. Siempre que alguien ya haya participado debería tener derecho vitalicio a participar.

Os puede parecer una tontería lo que digo, pero si no lo tomamos en serio acabara muriendo por rutinario y por no poner unas bases sólidas con gente comprometida, ya que por obligaciones personales o profesionales iremos quitando tiempo y dedicación al Reto.

Ganar el Reto tiene que significar algo grande para los participantes, esto no es un concurso, ganarlo es un merito a tener en cuenta, además de recibir el premio económico debería tener el reconocimiento de todos los demás bloggers participantes en su post por obligación.

Gustar a todos o a casi todos, debe haber puntuación positiva pero también negativa, se debe castigar el mal trabajo de los concursantes. Incluso creo que en lugar de restar puntos, cuando cometa infracción algún participante podría quedar suspendido por un número determinado de post y así no poder obtener puntos.

En la próxima edición del Reto creo que deberían escribirse  dos post a las semana, uno de temática libre y otro de temática obligatoria a decidir por consenso entre el árbitro y un participante por orden alfabético de su blog. Y no puntuar todos a todos, establecer un orden de votaciones sobre los distintos blogs, es decir, una semana la mitad evalúa sobre la otra mitad y viceversa.

Recordar que este es el último post de la Tercera edición del Reto Blogger, en el que evidentemente espero como ya os indique en el anterior post, que me votéis con 5 puntos, pero que sepáis que esto no es un adiós es solo un hasta luego. Besos para ellas y abrazos para ellos.