Esto empieza a ser como cualquier cosa que se haga hoy en día y tenga éxito, no se puede dejar hay que seguir haciendo ediciones, somos el Gran Hermano de internet. Y claro como suele ocurrir, en esta ocasión hay modificaciones, siendo que el original es el bueno, pero la gente quiere innovar  e introduce nuevas reglas, nuevos formatos y se creen que por ponerlo bajo el mismo nombre sigue siendo igual que el primero, pero no!!! Se equivocan, el primero es original y esa característica, ese misterio, esa incertidumbre jamás la tendrán las ediciones venideras.

Este año somos más participantes, con nuevas reglas, este año se puntúa y va quedan eliminado el que tenga menos puntuación, que se supone que es el peor, pero claro es un concurso, por lo que pueden surgir las estrategias entre los amiguitos, algunos participantes de la edición del año pasado se han apresurado a buscar compinches, ellos dicen que no hay nada de alianzas pero también dice lo mismo nuestro ilustrísimo Zp del Gorila rojo y del Vejestorio cubano.

La subscripción es menor, este año solo 50 €, pero claro multiplicado por más del doble de participantes del año pasado los ingresos son harto superiores, vamos que no solo seguimos el ejemplo  de gran hermano, de zp sino además el de Madof.

En definitiva creo que esto del reto blogger es una manera de que cada uno escriba las cosas que nadie le quiere escuchar, las ideas a las que la gente le dice: “macho no seas cansino”, es pagar para que te hagan caso, ya que el resto de concursantes tiene “la obligación” de leer tus posts, es pagar para engordar tu ego, para sentirte importante, que alguien te lee, como cuando la gente paga a señoritas del servicio público y les dicen: “si, si la tienes muy grande, eres el mejor”, esto me lo ha contado un amigo.

Bueno que como veis me pasare unos meses diciendo lo que me venga en gana una semana si y otra no, ya que el tema será elegido por uno de los participantes, el de la semana que viene tiene miga, huerto, ciudad, en tu casa, consumo propio, ahí es nada.

Abrazos para ellos y besos para ellas